Ficciones riesgosas

Aparece una persona muy enfadada porque en la huelga del 3 de octubre una antigua profesora suya le increpó mientras tomaba café en una terraza. Le llamó fascista. Está persona ha denunciado por la vía penal a su exprofesora por delito de odio. No quiere una disculpa sino que pague por lo que hizo. Uno de los periodistas que la entrevistan dice que ahora la gente se está atreviendo a decir las cosas que ya pasaban hace años y que por miedo se callaban. La increpada cuenta que cuando fue a declarar tuvo que salir por la puerta de atrás escoltada por la policía, como si fuera culpable de algo, porque unas veinte personas se habían congregado en la puerta del juzgado en apoyo de la profesora. Además una de las amigas, testigo de los hechos, se negó a declarar ante lo cual el periodista corrió a apostillar que por miedo. El marco es claro. Amedrentamiento, odio y miedo lo cual es necesario visibilizar, plantar cara y exigir duras penas.

Otra persona es arrestada en su casa por la Guardia Civil acusada de delitos de terrorismo y rebelión por la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Fue detenida por agentes encapuchados, esposada y con los medios prestos a mostrar las imágenes dando todo tipo de detalles sobre su nombre, profesión y aspecto físico. Tiene que ser reconocible, vista por todos, sin difuminar el rostro y proteger, de esta manera, la presunción de inocencia. El juez la deja libre con medidas cautelares porque no ve delito de terrorismo sino de desórdenes públicos. No importa. La imagen está ya guardada en la memoria y se une a los otros elementos que van conformando un relato. La detención se enmarca dentro de la redefinicion de las protestas en las que participan los Comités de Defensa de la República (CDR) como actos de la kale borroka. Una vez creado el marco los cuerpos pueden ser detenidos y encarcelados.

Joan Tardá cuenta en televisión que las acusaciones de terrorismo relacionadas con el proceso catalán son una banalizacion del hecho y un insulto a las víctimas [reales]. Un periodista de El Mundo le criticó la utilización de las víctimas del terrorismo por parte de un partido como Esquerra Republicana de Catalunya, alegando que Carod Rovira se entrevistó en Perpiñan con representantes de ETA para que no atentarán en Catalunya y sí en el resto de España. Otro periodista y director de La Razón le dijo que habría que reconocer la presión ambiental en Catalunya contra aquellos que no son independentistas, una violencia implícita contra cargos políticos del Partido Popular y Ciudadanos, preguntándose si pueden desarrollar su actividad de forma normalizada con los CDR que hacen pintadas, rompen cosas e insultan a la gente. Ante la respuesta de Tardá, el director suspiraba.

El terrorismo inventado ocupa tanto espacio en los medios y en las preocupaciones de periodistas y políticos nacionalistas [españoles] hasta el punto de arrinconar la realidad del último atentado terrorista sufrido en Barcelona el pasado verano. La ficción supera a la realidad. Si esta dinámica narrativa, que crea distorsiones cognitivas,  se impone de forma mayoritaria construye sociedades enfermas, acríticas y fácilmente manipulables. Destacan las redefiniciones, las resignificaciones y la elección de determinadas palabras que permitan crear una opinión pública favorable al ejercicio de la represión y los ataques a las libertades fundamentales. Las palabras escogidas y el significado de sus discursos ayudan a deshumanizar al discrepante y, de esta manera, permite aceptar sin gran oposición la mano dura del estado. Movimiento nacional-populista, sistema de agitprop (agitación y propaganda), violencia psicológica, golpistas, violencia física, doblegar la voluntad, chantaje, ETA, capricho, niños malcriados, crimen, letal, flagrante ataque, romper un estado, bochornoso, irregular, terrorismo, kale borroha, triturar la democracia, pesadilla, fraudulento, enfrentamiento civil, ruina económica, golpe de estado, desastre, desafueros…Leer las opiniones y editoriales de los periódicos generalistas o escuchar las tertulias y debates de los espacios televisivos de actualidad se han convertido en actividades arriesgadas que buscan la colonización de las mentes. Se corre el riesgo de convertirse en un autómata que habla con las tendenciosas palabras de otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s