Allí estaban de nuevo

Este viernes pasado, por la tarde, me di una vuelta por los alrededores de la Puerta del Sol de Madrid. Nada más llegar a la Plaza Jacinto Benavente, les vi. Con sus trajes azules, sus cascos colgados al cinto y sus porras extensibles. 



Bajé por la calle Carretas y llegué a Sol. Allí estaban de nuevo. Enfrente de la sede de la Comunidad de Madrid, donde se estaba celebrando un acto de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), había al menos 10 furgonetas de la policía nacional.


Miré a mi izquierda y vi unas luces azules intermitentes cerca de la entrada del cercanías, enfrente del famoso edificio del Tío Pepe. Me acerqué a ver qué pasaba. Allí estaban de nuevo. Esta vez con sus chalecos antibalas de última generación, alineados delante de al menos 5 furgonetas. Sin duda que algo gordo iba a pasar.



Rodeé las furgonetas y me asomé a la calle Alcalá. Sí, allí estaban de nuevo. 5 furgonetas más y dos del SAMUR. ¿Tan peligroso es Madrid?



Decidí quedarme por si ocurría algo pero…nada. La puerta del Sol acogía la misma actividad que cualquier otra tarde de viernes, con la gente yendo y viniendo, los turistas, los mimos, los carteristas…nada fuera de lo normal. Ya se estaba haciendo de noche y subí por la calle Preciados en dirección a Callao. Allí estaban de nuevo. Esta vez policías municipales con sus porras extensibles, sus chalecos antibalas y sus cascos colgados al cinto. 



En breve se convertirán en una parte más del mobiliario urbano de Madrid.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s